Responsabilidad Social - Educación -
    Chevron
• Una Gestion con sentido economico y humano
• Chevron apoya la reinserción socio-educativa en Caricuao
• Otros aportes
Una Gestion con sentido economico y humano
• Desde 1996 hasta la actualidad Chevron ha invertido más de 4.6 millones de dólares y para este año estima una inversión adicional de 1.2 millones. Sus programas han sido desarrollados en las áreas de educación, salud, infraestructura y ambiente, haciendo énfasis en las tres primeras y con un especial enfoque en la niñez. Así lo señala Ali Moshiri, Presidente de la división de Exploración y Producción para Latinoamérica. “Para Chevron toda gestión petrolera debe tener sentido económico y humano. Cuando somos invitados a un país o comunidad, visualizamos nuestra función como parte de un ecosistema que incluye -además de las actividades operativas de la empresa- gente comunidad y ambiente”.

Chevron, cuenta con tres proyectos ubicados en el oriente y occidente del país: Boscán y LL652 en el estado Zulia y Hamaca en el estado Anzoátegui. Este último consiste en un convenio para la extracción y mejoramiento de crudo extra pesado de la Faja Petrolífera del Orinoco. La empresa inició actividades exploratorias en Venezuela a principios de los años 20. Después de su salida a raíz de la nacionalización de la industria petrolera a mediados de los años 70, regresó al país en 1996 y desde entonces mantiene su sede para Latinoamérica en Caracas. Bajo la marca Texaco, la empresa manufactura localmente el 93% de los lubricantes que comercializa en el país y opera 80 estaciones de servicio a nivel nacional.

Estas actividades implican un compromiso hacia la protección de la gente y de los recursos naturales del país: “Para nosotros el compromiso va más allá de nuestras responsabilidades, porque queremos ser parte de la comunidad”, expresa Moshiri.


¿Cuál es el alcance de la inversión social de Chevron?, ¿Está limitada a las áreas en que la empresa opera?

Generalmente apoyamos programas comunitarios dentro de nuestra área de influencia. Sin embargo, siempre estamos abiertos a participar en proyectos cuyo beneficio se expande más allá de las comunidades cercanas a nuestras operaciones. El programa de cirugía reconstructiva gratuita para niños con labio leporino es un excelente ejemplo de ello. Durante las jornadas realizadas en el Zulia y en Caracas se trató un grupo de niños provenientes de los estados Falcón, Lara, Sucre y Miranda. Además, comenzamos a apoyar este programa desde la primera vez que vino a Venezuela y en esa oportunidad la jornada se realizó en Cumaná, estado Sucre. Tratamos de crear un balance entre el alcance del proyecto y los objetivos de inversión social. A través de los esfuerzos de Petrolera Ameriven (operadora del proyecto Hamaca), el estado Anzoátegui también ha sido un área de impacto.

¿Qué tipo de alianzas busca Chevron para el desarrollo de sus proyectos sociales?

Las organizaciones involucradas y el impacto a largo plazo son aspectos claves para el éxito de cualquier proyecto. Las decisiones en este sentido, las tomamos basándonos en el interés común de las organizaciones por contribuir con el bienestar a largo plazo de la población. También consideramos el nivel de compromiso y de profesionalismo, así como los recursos que puedan ofrecer. Según el proyecto, trabajamos con ONG´s locales o internacionales. Con frecuencia establecemos alianzas con PDVSA -nuestro socio- y con diversas gobernaciones, alcaldías y hospitales entre otras instituciones dependientes del estado.

Moshiri agradece a Venezuela la oportunidad de trabajar con un socio de la talla de PDVSA: “Hemos sido participes de un excelente proceso de retroalimentación tanto en el negocio petrolero como en el área de inversión social. Nos sentimos muy honrados de poder formar parte de la Industria Petrolera del país y de poder, desde Caracas, agregar valor a Venezuela y Latinoamérica”.


¿Cuáles han sido hasta ahora las áreas de interés social por parte de las comunidades?

• Infraestructura y calidad de vida
En esta área, Moshiri resalta que la empresa enfoca sus esfuerzos en las necesidades inmediatas de la comunidad y destaca la construcción y equipamiento de once escuelas, de cinco orfanatos y de cinco tanques de agua; la rehabilitación de una clínica, la donación de un consultorio odontológico, de un centro geriátrico y la construcción de un gasoducto en el estado Zulia, región donde ChevronTexaco tiene un arraigo particular, ya que fue allí, en los años 20, donde llegó por primera vez al país. Sin embargo, Moshiri aclara que donde quiera que Chevron opera, la responsabilidad social es la misma, ya que el compromiso es con Venezuela.

La labor de la empresa en el área de infraestructura también incluye apoyo a la cultura y a las artes. Dos ejemplos de ello son la recuperación de la casa Natal del General Rafael Urdaneta para ser usada como Casa de la Cultura y el equipamiento de una sala de usos múltiples en el Museo de Arte Contemporáneo del Estado Zulia.

• Formación de la Nueva Generación de Líderes
Pero los esfuerzos educativos de Chevron no se limitan a la construcción de escuelas. La empresa también ha contribuido con la formación de la nueva generación de líderes en el sector energético del país al otorgar becas a estudiantes venezolanos para que continúen su educación en las áreas de economía energética e ingeniería petrolera en el exterior. Además, para motivar a los niños a que continúen sus estudios y se conviertan en profesionales, los empleados de la empresa han dictado talleres en tres escuelas públicas de Caracas. En este sentido Moshiri destaca: “Siempre hemos reconocido las ventajas de Venezuela como aliado estratégico, pero más allá de sus obvios recursos energéticos, es un país de gente joven, muy capacitada y con un gran potencial de incorporarse activamente al crecimiento económico del país si se agrega valor a su formación ”.

• Medio Ambiente
Los esfuerzos de la empresa en el área ambiental incluyen principalmente los programas de saneamiento de fosas en el campo Boscan y de monitoreo ambiental en el Lago de Maracaibo; un programa de concientización ambiental en el Parque Nacional Mochima ejecutado por Petrolera Ameriven, una Guía Ecológica de La Gran Sabana y el reacondicionamiento y siembra de un refugio para los visitantes del Parque Nacional El Avila.
Chevron apoya la reinserción socio-educativa en Caricuao


• Chevron y la Fundación Caracas para los Niños, organización sin fines de lucro tutelada por la Alcaldía Metropolitana de Caracas, inauguraron el Centro Metropolitano de Educación Integral (Centro MEI) “José Ignacio Cabrujas”, el pasado viernes 16 de Mayo. Esta institución mixta, atenderá la problemática de adolescentes de ambos sexos con edades comprendidas entre 12 y 17 años que han sido excluidos del sistema educativo regular. El Centro brindará a estos jóvenes la oportunidad de reincorporarse a sus estudios académicos y de capacitarse en un oficio que les permita encontrar empleo. La estrategia de reinserción incluye atención a infractores menores o jóvenes que han vivido en la calle y no descarta casos especiales con edades hasta 21 años, previo estudio del cumplimiento de los requisitos del centro.

El Centro MEI ofrecerá orientación para mejorar la calidad de vida de estos jóvenes insertándolos productivamente a la sociedad minetras desarrollan un plan de vida y ejercen el derecho pleno a la ciudadanía. “La educación es la base del desarrollo y la modernización de los pueblos. Más allá de nuestros esfuerzos para el logro de las metas operacionales, nos hemos propuesto dejar un legado positivo al contribuir con la educación de las nuevas generaciones y con la formación de la talentosa fuerza laboral venezolana”. Así lo expresó el Sr. Ali Moshiri, Presidente de Chevron Latinoamérica Exploración y Producción.

La situación de los jóvenes excluidos genera una problemática mayor para la sociedad. Las cifras de deserción escolar se incrementan día a día, debido a que los niños y adolescentes abandonan sus clases para mantener sus hogares. La privación de la educación implica una exclusión de la sociedad que le impide al joven disfrutar de oportunidades de trabajo, alimentación adecuada, vivienda digna, movilidad social, recreación, etc. “Este nuevo centro esta orientado a mitigar muchas de estas necesidades y a desarrollar valores en una fuerza de trabajo cautiva”, agrego Moshiri.


• Un sistema alternativo y un derecho importante
Desarrollar un sistema alternativo que facilite el derecho a la educación para un gran número de adolescentes excluidos socialmente, es el reto asumido por la Fundación Caracas para los Niños, institución creadora del proyecto y que coordina los esfuerzos de las organizaciones aliadas en el proceso y de aquellas interesadas en colaborar con esta iniciativa.

La meta es lograr la permanencia del joven en el centro hasta que culmine su formación y a mediano o largo plazo, su permanencia como empleado en la empresa que le haya facilitado su formación laboral.

Concebida como una propuesta diferente de formación integral, los estudiantes son asistidos por un orientador y un equipo multidisciplinario de profesionales que facilitan un proceso de aprendizaje autodirigido y coorperativo a cargo del alumno, quien se convierte en gestor de su propio aprendizaje.

La metodología alterna las actividades en dos grupos de treinta alumnos cada uno: una semana en el centro recibiendo formación educativa y talleres de crecimiento personal y otra en las empresas privadas que estén facilitando la formación laboral al través de pasantías o puestos de trabajo.


Mientras el alumno “aprende a aprender” se atienden áreas integrales de derecho ciudadano tales como alimentación, educación, capacitación e inserción en el campo laboral, salud, deporte y recreación, creación de valores y formación moral, proyecto de vida de ciudadanía y orientación al grupo familiar.

El programa de aprendizaje es elaborado individualmente, luego de la evaluación médico-psicológica y social y de un diagnóstico educativo y laboral, que dan lugar a un perfil de conocimiento, aptitudes e intereses. Las actividades son grupales e individuales y están enfocadas hacia una combinación de disciplina y afecto, experiencia de trabajo, aprendizaje y formación para la vida.

Los alumnos participan en la elaboración de las normas que orientan el funcionamiento del centro, lo cual genera en ellos un sentido de voluntariado y de pertenencia que los hace sentir queridos, respetados y valorados. Esto facilita una cultura de voluntariado a fin de que en el futuro, los alumnos salientes ofrezcan su asistencia al centro.

En el marco de la inauguración del Centro MEI, se llevó a cabo un foro durante el cual se desarrolló un interesante debate sobre la problemática de la exclusión educativa en Venezuela y Latinoamérica. Representantes del Manhattan Institute de Chile, de la escuela Wild Cat de Nueva York y educadores venezolanos intercambiaron experiencias para desarrollar alternativas con soluciones innovadoras a esta problemática.


Una visión sustentable a largo plazo
La experiencia de ChevronTexaco con los trabajadores venezolanos indica que existe un potencial altamente productivo. Es por ello que el plan de inversión social de la empresa incluye proyectos integrales sustentables y de impacto a largo plazo en el capital humano del pais.

Desde su regreso a Venezuela en 1996, ChevronTexaco mantiene su sede para Latinoamérica en Caracas y desde 1926, ha sostenido una relación de beneficio mutuo con Venezuela. Ha invertido más de 7 millones de dólares en desarrollo social y para este año estima una inversión adicional de 1.5 millones.

Ademas de sus proyectos de exploración y producción, bajo la marca Texaco la empresa manufactura localmente el 90% de los lubricantes que comercializa en el país y opera 83 estaciones de servicio a nivel nacional.


• Beneficios de una alianza que siembra para el mañana

- Calidad de vida, satisfacción de necesidades básicas de alimentación.
- Gestión de albergue en instituciones que atiendan jóvenes en situación de calle
- Atención personalizada enfocada a mitigar los efectos de la problemática personal del joven.
- Asistencia en el área de salud preventiva y curativa
- Tratamientos antidrogas
- Apoyo psicológico
- Bachillerato completo con opción a salida intermedia al concluir la tercera etapa de Educación Básica
- Reconocimiento o certificación de estudios
- Formación laboral
- Orientación para plan de vida

• Organizaciones aliadas
- Manhattan Institute y Wild Cat: Adaptación de experiencias a la realidad venezolana
- ChevronTexaco: Financiamiento con una inversión de US$ 135.000, gerencia del proyecto de infraestructura, creación de fuentes de trabajo, capacitación y equipamiento a traves de la donación de mueblería, pupitres, computadoras y línea blanca.
- Empresas privadas facilitadoras de pasantías y puestos de trabajo.

• Impacto esperado
- Incorporación de un 25 % de los jóvenes debidamente capacitados al mercado de trabajo en la primera etapa de creación del centro, al tiempo que continúan en proceso de formación permanente autodirigida.
- Certificación educativa de un 75% de estos jóvenes en el primer año de trabajo.

 
Otros aportes

• Escuela de nivelación y formación “Colmena de la Vida”
• Escuela de Madres Adolescentes en Petare.
• Centro Metropolitano de Educación Integral en Caricuao.
• Estación de Servicio Museito en el Musoe de los Niños.
• Apoyo al postgrado en la gerencia del Negocio del Gas Natural en la Universidad, Simon Bolivar.